Equipo de seguridad personal EPP

Preguntas frecuentes acerca del casco de seguridad

El equipo de seguridad personal EPP es obligatorio para muchas industrias, ya que inhibe lesiones y accidentes mortales, que pueden causarles muchas pérdidas a las empresas y a los familiares de los trabajadores. Hay varios equipos obligatorios, entre los que destacan los cascos de seguridad. Se conoce poco sobre ellos y hay muchas dudas, que es importante aclarar.

¿En qué consiste?

Son equipos diseñados para ser sujetados o llevados en la cabeza de los trabajadores y evitar riesgos mecánicos, aunque también protegen contra riesgos térmicos y eléctricos. Estos EPP son importantes en el ámbito laboral y deben usarse solamente cuando no pueden evitarse los riesgos mencionados por otros medios.

¿Qué normatividad aplica para los cascos?

Los requisitos mínimos que deben cumplir este equipo de seguridad personal EPP comercializado dentro del territorio mexicano están establecidos por la NOM-115-STPS-2009, Seguridad-Equipo de protección personal-Cascos de protección-Clasificación, especificaciones y métodos de prueba, dos destacan:

  • Aspectos relacionados con la funcionalidad de los cascos.
  • Aspectos relacionados con alguna característica específica de protección. Se orientan a proporcionar máxima protección contra los riesgos señalados en la norma oficial mexicana.

La NOM-115-STPS-2009 establece la obligación de análisis previos de los riesgos en los entornos laborales. De esta manera, puede determinarse el tipo y grado de protección requeridos, las condiciones del medio que afecten la protección y las limitaciones de los cascos.

¿Cómo se clasifican?

Este equipo de seguridad personal EPP está clasificado por la misma normativa. Se define según el grado de desempeño:

Clase G

Deben disminuir la fuerza de impacto de objetos en caída libre y el riesgo de contacto con elementos energizados a baja tensión eléctrica de hasta 2,200 voltios (fase tierra).

Clase E

Tienen que reducir la fuerza de impacto de objetos en caída libre y el riesgo de contacto con elementos energizados de alta tensión eléctrica de hasta 20,000 voltios.

Clase C

Deben disminuir la fuerza de impacto de objetos en caída libre y no proporcionan protección contra riesgos eléctricos.

Hay dos tipos de cascos según la protección que brindan ante impactos:

  • Tipo I (impacto vertical).
  • Tipo II (impacto lateral).

¿Cuándo se recomienda usar un casco de seguridad?

Deben usarse cuando sea indicado en la evaluación de riesgos del entorno o el plan de seguridad y salud de la obra. Estos equipos deben combinarse con lentes de seguridad transparentes y en sitios donde haya riesgos de golpes o caídas contra objetos o riesgos eléctricos y que no puedan eliminarse por otras medidas de seguridad.

Los trabajos que necesitan este equipo de protección son:

  • Obras de construcción, especialmente si laboran cerca o debajo de andamios. Actividades en alturas, montaje e instalación, demolición y colocación de andamios y obras de encofrado y desencofrado.
  • Labores en edificios, estructuras de gran altura, puentes metálicos, construcciones hidráulicas de acero, torres, postes, acerías, instalaciones de altos hornos, grandes contenedores, laminadores, instalaciones de calderas, canalizaciones de gran diámetro y subestaciones eléctricas.
  • Labores en instalaciones de altos hornos, plantas metalúrgicas, plantas de reducción directa, fundiciones y talleres de estampado.
  • Actividades en canteras, explotaciones de fondo o a cielo abierto y movimiento de escombros.
  • Operaciones en hornos industriales, silos, canalizaciones, tolvas y contenedores.
  • Operaciones en ascensores, grúas, maquinarias pesadas y sistemas de elevación.
  • Obras en pozos, fosas, galerías y zanjas.
  • Obras en roca y movimientos de tierra.
  • Operaciones con material explosivo.
  • Maniobras de trenes.
  • Construcción naval.
  • Manejo de pistolas grapadoras.

¿Cómo debe revisarse y mantenerse el casco de seguridad?

Se fabrican con materiales de alta resistencia, no obstante deben revisarse periódicamente. Para que esté en óptimas condiciones, recomendamos lo siguiente:

  • Los cascos no deben crujir al apretarlos ligeramente con las manos hacia dentro. Los ruidos extraños son signos de daños.
  • No deben tener defectos, como agujeros, grietas, abolladuras en la parte superior que reduzcan la luz libre, roturas del arnés y deformaciones permanentes que imposibiliten la adecuación con la cabeza.
  • Revisen el brillo externo del casco, ya que brinda protección dieléctrica básica. En caso de que pierda el brillo, debe reemplazarse. Comúnmente, los cascos expuestos a radiación solar y ultravioleta deben desecharse cuando aparezcan círculos alrededor del punto de inyección de la cima del casquete, ya que expresan fragilidad y cristalización del material.
  • Existen cascos con sensores, que consisten en un punto rojo en su parte trasera. Si se vuelven blancos, señalan deterioro.
  • Tienen que reemplazar los cascos después de una década desde la fecha de fabricación, sin importar su tiempo de uso. Los fabricantes indican la caducidad en el manual, que puede ser menor.

Si desean este equipo de protección personal u otros como chalecos de seguridad industrial, contacten a los expertos de SPUL Industrial a través de la línea (449) 688 1757.  Envíen también un mensaje al WhatsApp +52 (499) 203 2641 o visiten nuestra tienda en Av. Mahatma Gandhi #313, local 2, Agricultura, 20234, Aguascalientes, Ags.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat