Lentes de seguridad transparentes

¿Cómo deben cuidarse y limpiarse los lentes de seguridad transparentes?

Nuestros ojos son los órganos principales durante las jornadas laborales; sin embargo, son los más vulnerables a daños, por lo que es indispensable utilizar lentes de seguridad transparentes de calidad y en óptimas condiciones. Su uso permite proteger al personal de lesiones térmicas, químicas y físicas y garantiza el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana «NOM-017-STPS-2008, equipo de protección personal-selección, uso y manejo en los centros de trabajo», lo que evita problemas con las autoridades.

Los lentes de seguridad: un EPP básico en la industria

Estos equipos protegen los órganos oculares ante sustancias líquidas o sólidas que, durante las operaciones, salgan disparados. Son también opción indispensable para evitar daños por radiaciones, como los rayos ultravioletas. Las características que deben tener son especificadas por la Norma Oficial Mexicana «Anteojos de seguridad» DGN-S-3-1977. En ella también están clasificados en dos tipos: lentes contra impactos y contra radiaciones e impactos. En ambos casos pueden ser de metal, otros materiales como el policarbonato o una combinación.

También se describen sus distintos componentes. Por ejemplo, marcos o arillos (son aquellos donde los lentes son montados y sirven de soporte), protecciones laterales (que sujetan los lentes con firmeza y evitan que las partículas volátiles penetren) y ganchos (que sostienen los marcos en una posición cómoda y son de cable o espátula). Cabe agregar que, en la norma, se menciona que tienen que ser cómodos para la nariz, amigables con la piel, resistentes ante procesos de desinfección y abarcar por completo la pupila.

Ahora bien, muchos empleadores cometen el error de comprar ejemplares y hacer que algunos trabajadores los usen mientras tienen sus gafas graduadas. Esto no solo deja vulnerables a los ojos, también causan incomodidad, además los lentes pueden caerse constantemente. Lo recomendable es inclinarse por unos lentes graduados para garantizar altos niveles de protección y seguridad.

Limpieza y mantenimiento correcto: la clave para prolongar su vida útil

¿Sabías que las bajas laborales por accidentes oculares son más comunes y duraderas en comparación con las ocasionadas por daños en otras partes del cuerpo? A ello se debe la importancia de usar los lentes de seguridad transparentes. No obstante, serán poco útiles si no se mantienen en óptimas condiciones.

En entornos agresivos, son comunes algunos daños, por ejemplo, manchas y rayones que disminuyen la visibilidad o pátina por polvo, vapores, entre otros factores que pueden causar fatiga en los ojos. Tales problemas harán que el personal evite utilizar los lentes o que los empleadores tengan que comprar ejemplares de renovación de forma constante, lo que supone altos costos, ya que no son equipos baratos. Para garantizar un nivel de protección de larga duración, es indispensable aplicar mantenimientos periódicos y adecuados.

Durante la limpieza pueden cometerse muchos errores que, en vez de beneficiar a los lentes, pueden perjudicarles. Por tal motivo, a continuación, les diremos algunas directrices que deben seguir para obtener óptimos resultados:

¿Qué deben hacer?

Lo primero que deben hacer es enjuagar bien los lentes con agua fría para eliminar todo rastro de polvo. De esta manera, se facilitará la limpieza. Antes de que las gafas sequen, limpien bien los cristales. Háganlo de manera delicada y con toallitas húmedas o un spray limpiador. Para retirar las manchas insistentes y los restos de limpiador, utilicen una microfibra.

La microfibra debe usarse de forma exclusiva, ya que otras telas pueden dejar rayones. Por último, dejen secar las gafas por completo para que puedan guardarlas en la funda o estuche protector. El proceso de limpieza debe aprovecharse para revisar las condiciones de las gafas. Mientras son usadas, hay detalles que pueden pasar por alto. En caso de encontrar piezas sueltas, lleven a reparación. Si notan monturas en mal estado o cristales rayados, tendrán que reemplazar los lentes de seguridad transparentes.

¿Qué deben evitar?

Hay acciones que parecen buenas, no obstante, pueden causar daños mayores. Una de ellas es utilizar agua caliente. Si se usa con gafas convencionales no ocurrirán daños; sin embargo, ocurre lo contrario el equipo de seguridad personal EPP para los ojos, ya que pueden alterarse los tratamientos aplicados en la superficie del cristal, como antivaho o anti reflejos. Tampoco deben utilizar los dedos, uñas o cualquier pañuelo que encuentren para retirar manchas, ya que rayarán los cristales inevitablemente.

Otro consejo es nunca recargar las gafas sobre los cristales. Los niveles de rayones que pueden ocurrir por esto varían según la rugosidad de la superficie. Eviten también usar alcohol, disolventes o líquidos de limpieza doméstica, ya que los cristales pueden tornarse opacos. En muchos casos el personal no es consciente de estos errores, por tal motivo, antes de entregar las gafas, los empleadores deben proporcionar una capacitación que cubra los puntos mencionados.

¿Desean lentes de seguridad de alta calidad y marcas reconocidas, como Dermacare? Contacten a los expertos de SPUL Industrial. Pidan una cotización sobre este u otros productos, como los guantes con nitrilo, a través de la línea (449) 203 2641 o visiten nuestras oficinas en Av. Mahatma Gandhi 313, local 2, Agricultura, 20234 Aguascalientes, Ags.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat