¿Cómo mantener el equipo de seguridad personal en óptimas condiciones?

Prácticamente todas las industrias requieren de equipo de seguridad personal EPP para sus trabajadores. De acuerdo con el tipo de trabajos realizados, cada persona usa determinado equipamiento que los mantiene seguros y en muchas ocasiones es la diferencia entre un accidente mejor y una lesión grave que incluso puede costar la vida.

No solo es necesario que los trabajadores de las fábricas e industrias utilicen los diferentes EPP, también deben estar en óptimas condiciones. Si las gafas protectoras, guantes, cascos, respiradores, chalecos, calzado o cualquier otro equipo están dañados o desgastados, puede que no brinden la protección necesaria.

Estándares que sigue el equipo de protección

A nivel nacional, cada país cuenta con normativas que regulan que se cumplan los estándares de protección. Por ejemplo, en México la NOM correspondiente a cada producto garantiza que los equipos sean de buena calidad y brinden la protección adecuada. A nivel internacional, muchos países, principalmente los que exportan productos a EE. UU. siguen también los estándares OSHA (Administración de Salud y Seguridad Ocupacional).

Dentro de estos estándares, además de contemplarse el funcionamiento adecuado del PPE durante trabajos peligrosos, también se incluye factores que se suelen pasar por alto, como el mantenimiento y cuidados de equipamiento. Tanto los empleadores como los usuarios deben asegurarse de que los materiales estén en óptimas condiciones y cumplan los estándares básicos de protección.

Mantenimiento básico del equipo de protección personal

A continuación, comentaremos las tareas que se deben realizar para brindar mantenimiento al equipo de seguridad personal EPP.

Recomendaciones de limpieza

Los lentes de seguridad transparentes y otros equipos de protección facial deben limpiarse con frecuencia para que no limiten la visibilidad, lo que puede ser un riesgo para los trabajadores. De acuerdo con las normativas, los lentes defectuosos, rayados, dañados o contaminados deben desecharse y utilizar un nuevo equipo.

La limpieza debe ser periódica, de preferencia antes de comenzar a trabajar o en caso de que se entre en contacto con algún contaminante. Les corresponde a los empleadores capacitar a los empleados en el cuidado, mantenimiento y limpieza del EPP.

Todos los equipos se deben limpiar únicamente con agua corriente limpia o ionizada (según sea el caso) y, en caso de ser necesario, usar un jabón suave sin químicos corrosivos que puedan dañarlo. Utilice paños limpios y suaves para el secado, de lo contrario pueden dañarse los materiales.

Equipo no reutilizable

No todos los equipos de protección están destinados a ser reutilizables. Cuando el equipo está diseñado para su reutilización, el fabricante proporcionará instrucciones sobre limpieza y mantenimiento, ya que cualquier degradación en los guantes, zapatos o lentes podría provocar daños en el personal.

En caso de los equipos desechables, no se recomienda su limpieza y reutilización, ya que pueden dañarse con el uso o el contacto con los materiales para desinfectar. Si bien pueden parecer que están en óptimas condiciones, debido a que no están diseñadas para más usos pueden representar un riesgo de seguridad.

Almacenamiento

Es una parte muy importante para el cuidado y mantenimiento del equipo de protección personal. Si bien los trabajadores pueden saber cómo debe verse y cómo usarlo, un factor clave es el adecuado almacenamiento. Todos los equipos, desde las gafas hasta los zapatos, deben almacenarse correctamente para protegerlos de:

  • Químicos corrosivos, como desinfectantes, limpiadores u otros.
  • Luz solar. Los rayos UV son muy dañinos para gran parte de los materiales que componen los EPP; por ejemplo, pueden degradar la composición de la goma en guantes y zapatos, cambiar el color de los polímeros o resecar las telas.
  • Temperaturas extremas. Los equipos de protección personal están diseñados para funcionar dentro de un rango de temperatura. Si se exponen a temperaturas más altas o bajas durante mucho tiempo, pueden dañarse.
  • Humedad excesiva. La humedad puede reducir la calidad de los materiales y fomentar el crecimiento de moho, bacterias u otros microorganismos.

Los equipos de protección deben guardarse en un espacio específico con una temperatura controlada, sin exponerse directamente a la luz y lejos del polvo y otros contaminantes. En caso de los equipos desechables, como trajes, respiradores, guantes, mascarillas, entre otros, deben guardarse con el mismo cuidado, pero por separado. Se recomienda que se mantengan sus paquetes originales y sellados hasta que estén listos para su uso y mantener los lejos de productos que puedan ser corrosivos, como limpiadores o pesticidas.

Inspección periódica

Para una protección básica de los equipos de seguridad, es necesario tener una inspección programada de manera periódica. Hay dos tipos de inspecciones, la primera debe ser realizada por los usuarios antes de colocar los equipos. En caso de que se detecte algún tipo de daño o problema debe ser atendido (si puede repararse) o sustituir el equipo de inmediato.

El segundo tipo es una revisión programada regularmente, donde se revisan los EPP a detalle por un especialista y deben buscar cualquier daño, malformación o problema que pueda afectar la seguridad de los usuarios. Algunos ejemplos de daños comunes son:

  • Pequeños agujeros o rasgaduras en los guantes con nitrilo.
  • Rayaduras o grietas en los anteojos.
  • Daños en los trajes de protección.
  • Suelas delgadas o deformaciones en el casquillo de los zapatos.
  • Abolladuras en los cascos.

También deben tener en cuenta que algunos equipos de protección tienen una fecha de vencimiento, sobre todo los desechables, y la inspección regular puede evitar el uso más allá de la vida útil esperada del equipo.

Eliminación segura del equipo de seguridad personal EPP

Además de un mantenimiento adecuado, es importante tener en cuenta que el EPP debe ser desechado correctamente y de manera segura. De acuerdo con el sector donde se utilicen, se deben seguir ciertas medidas de seguridad. En primer lugar, debes conocer si son artículos desechables o reutilizables. En caso de que se hayan expuesto a algún material biológico, como microorganismos, virus, bacterias, fluidos corporales, entre otros, así como radiación, químicos volátiles y corrosivos, deben ser colocados en un contenedor o bolsa y etiquetados según corresponda.

En SPUL tenemos como objetivo añadir valor a nuestros clientes, por eso los productos que brindamos minimizan los riesgos de operación. Ofrecemos soluciones eficientes para empresas, nuestros productos: abrasivos, EPP, ropa industrial, productos de limpieza y material de empaque, todo de alta calidad.

También brindamos soluciones personalizadas para cubrir sus necesidades de productos y consumibles para las industrias. Los invitamos a conocer nuestros productos en nuestro sitio web. Para más información sobre los EPP con el que contamos en nuestro catálogo, como los lentes de seguridad transparente, guantes, botas, chalecos, entre otros, llámenos al (449) 203 2641, escriba al correo electrónico a pagos@spulindustrial.com.mx o visiten nuestras oficinas para una asesoría personalizada en Av. Mahatma Gandhi #313, local 2, Agricultura, 20234, Aguascalientes, Ags.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat