Productos desechables biodegradables

productos desechables biodegradables
productos desechables biodegradables

El plástico se ha convertido en uno de los grandes enemigos del planeta. Su acumulación en los fondos marinos y en las superficies de todo tipo de espacios naturales, ha generado un gran movimiento a favor de eliminar su uso. Pero de momento no es suficiente y el peligro cada vez es mayor. Los productos plásticos, sobre todo desechables, como pajitas, bolsas y todo tipo de envases de un solo uso, son una amenaza real para el medio ambiente. Por ejemplo, un producto elaborado de plástico tarda alrededor de 500 años en degradarse, el unicel tarda 1,600 años y, peor aún, los oxodegradables dejan residuos tóxicos.

Los productos biodegradables son una mejor opción. Se considera a los productos desechables biodegradables como productos amigables con el medio ambiente y se estima que estos materiales tardan de 90 a 240 días en desaparecer del planeta, lo que representa una alternativa efectiva para sustituir al plástico y sus derivados, que requieren desde 200 hasta más de 1,000 años para degradarse.

Beneficios de usar desechables biodegradables

Desde envases de plástico para alimentos hasta envoltorios de dulces, se utilizan una sola vez y esa basura termina en vertederos y mares. Fabricar productos desechables biodegradables y materiales desechables ecológicos son más eficientes energéticamente en comparación con la fabricación de plásticos de un solo uso.

Los platos y cubiertos que son biodegradables requieren menos energía para ser fabricados, además los materiales utilizados para su fabricación son renovables, por lo tanto, no agotan los recursos naturales de la tierra. Por lo general, estos productos están hechos de caña de azúcar, bambú, maíz, etc.

Los productos de plástico, particularmente los envases de alimentos tradicionales, son conocidos por lixiviar productos tóxicos a los alimentos, éste suele ser el principal causante del porqué los alimentos contenidos en los desechables tradicionales suelen echarse a perder rápidamente e incluso cambian su sabor. Esto se debe a que los envases plásticos tradicionales son tratados con un cóctel de productos químicos que incluyen tintes, blanqueadores y aditivos. Algunos de estos productos son seguros, otros no tanto. El uso de productos desechables biodegradables puede reducir la basura que termina en los vertederos y los océanos del mundo.

Si bien los envases plásticos desechables de comida son convenientes, no se descomponen, mientras que los envases desechables de alimentos hechos de materiales biodegradables combinan la flexibilidad y la conveniencia de los envases plásticos de alimentos, pero con el beneficio ambiental de ser completamente biodegradables.

Materiales utilizados para su fabricación

Están hechos a base de plantas, a base de maíz, bambú, trigo, bagazo (un subproducto del procesamiento de la caña de azúcar) e incluso de pulpa de madera, entre otros.

Estos materiales naturales son abundantes y renovables, los platos, tazas, recipientes fabricados con este material, son de alta calidad y no dependen del petróleo, además de tener un impacto positivo sobre el medio ambiente al transportar menor cantidad de plástico al vertedero local y océanos, el cual, cada año es contaminado según la National Geographic, con 18,000 millones de libras de cada tipo de plástico, el cual no sólo destruye ecosistemas irremplazables, como los arrecifes de coral, sino que la vida acuática está sufriendo muertes horribles por el consumo de pedazos de plástico que flotan en el océano.

Los desechables hechos a base de plantas (biopolímeros) son 100% ecológicos, biodegradables y, en algunos casos, compostables, es decir, están hechos de materia orgánica que se descompone y se reintegra al medio ambiente sin dejar residuos tóxicos. Su producción no incluye el uso de materias primas derivadas del petróleo. Los productos desechables biodegradables están fabricados con una resina bioplástica hecha completamente de las plantas, material que es renovable y se reabastece cada año, por lo que es un producto sustentable.

Otro material que se utiliza es el bagazo de trigo que es la cáscara que queda después de haber extraído de la baga la semilla y que, junto con otros materiales, es fundamental para la creación de productos ecológicos. Por ejemplo, la semilla de aguacate ayuda a fabricar popotes, el algodón y la fécula de maíz bolsas, vasos, platos y cubiertos.

Los platos de pulpa, por ejemplo, están fabricados con la materia proveniente de los residuos de la cosecha de la caña de azúcar. La planta de la caña de azúcar es una fuente renovable que una vez cosechada, crece de nuevo muy rápido.

Para producir los platos de pulpa, sólo se requiere el bagazo de la caña de azúcar (fibra), agua y un aglutinante natural, por lo que su fabricación no se solapa con la producción de azúcar, sino que es un proceso simultáneo. Una vez que se exprime la caña para conseguir el azúcar, el producto que queda, era un residuo inservible hasta hace poco y ha empezado a usarse como materia prima para crear productos ecológicos. Una vez que se extrae el bagazo, se limpia e higieniza y se prensa para darle forma de plato, bandeja, etc. De una sola caña de azúcar pueden fabricarse más de 50 platos.

Los platos desechables de hoja de palma son inodoros, no tóxicos, higiénicos, de color y aspecto natural y completamente biodegradables y compostables. Sustraídos de las palmeras, son una alternativa económica que no daña al medio ambiente. Para producir estos platos, se utilizan las hojas que han caído de las arecas. Se recogen y se secan. A continuación se ablandan con vapor de agua y se prensan para darles forma.

Como hemos visto tiene infinidad de ventajas el utilizar productos desechables biodegradables pues son amigables con el medio ambiente, totalmente biodegradables y en muchos casos compostables y fabricados con productos renovables y sustentables. En SPUL Industrial somos distribuidores de una gran variedad de estos productos de la más alta calidad y que cumplen con estándares de calidad, durabilidad y seguros con el medio ambiente.

Nuestra sede está en la ciudad de Aguascalientes, el centro geográfico del país desde donde podemos realizar envíos a toda la República Mexicana con tiempos de entrega en productos de línea de no más de 24 horas y en productos especiales de 1 a 3 semanas.

Para más información de nuestros productos, pedidos especiales o asesoría, pueden comunicarse con nuestros asesores vía telefónica al (449) 688 1757, al WhatsApp +52 (499) 203 2641, por correo electrónico a pagos@spulindustrial.com.mx o visítenos en nuestra tienda en Av. Mahatma Gandhi #313, local 2, Agricultura, 20234, Aguascalientes, Ags.

Abrir chat