Lentes de seguridad transparentes

Distintos lentes de seguridad para distintos riesgos

Son muchas las actividades industriales que requieren óptima visibilidad y donde los ojos están sujetos a diversos riesgos. Algunos utilizan soluciones como caretas, sin embargo, no siempre son útiles y no son convenientes para labores donde es importante la comodidad y tener amplios rangos de visión. Para tales casos, se recomiendan los lentes de seguridad transparentes.

En el mercado encontrarán diversos tipos de lentes de seguridad, lo que puede complicar su adquisición. Una forma de elegir el tipo correcto es mediante el reconocimiento de los riesgos oculares a los que se exponen los trabajadores. Les diremos en esta publicación qué lentes necesitan según cuatro tipos de riesgos:  eléctricos, térmicos, químicos y mecánicos.

¿Qué son los lentes de seguridad y cómo se clasifican?

Los lentes de protección son uno de los equipos de protección personal EPP más importantes, ya que garantizan la seguridad del personal mientras realiza sus actividades. Si bien se utilizan comúnmente para trabajos de construcción o en exteriores, deben implementarse en cualquier entorno que represente un riesgo para la integridad ocular del personal.

Las micas y armazones cumplen con altos estándares de resistencia ante impactos, lo que no se considera en la fabricación de lentes oftálmicos. Comúnmente se venden sin graduación, pero pueden encontrarse ejemplares graduados, aunque su precio es mayor. La inversión de los últimos vale la pena si consideran los costos asociados con los accidentes laborales que causa la mala visibilidad.

En nuestro país, el Gobierno Federal ha establecido normas de seguridad para los entornos laborales con el fin de reducir los riesgos de accidentes. La institución encargada de supervisar las prácticas de seguridad en dichos entornos es la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. La normativa aplicable a los lentes de seguridad transparentes es la NOM «Anteojos de Seguridad» (DGN-S-3-197).

Los protectores oculares contra radiaciones e impactos poseen micas endurecidas, transparentes o con filtros colocados frente a los ojos. La posición de los lentes es asegurada mediante varillas y se ajustan detrás de las orejas o a los lados de la cabeza. Deben contar con protecciones laterales para impedir la filtración de partículas volátiles y procedentes de los lados. La misma NOM específica las siguientes dos clasificaciones:

  • Lentes contra impactos.
  • Lentes contra impactos y radiaciones.

Ambos pueden ser metálicos (subtipo A), no metálicos (subtipo B) o combinados (subtipo C).

La NOM «Lentes de Seguridad para Anteojos de Protección contra Impactos y Radiaciones» establece las especificaciones que deben cumplir las gafas protectoras. Se refiere a lentes que se fijan en los ojos con dispositivos adecuados para protegerlos contra diversos riesgos como chispas, proyección de fragmentos sólidos, deslumbramientos y radiaciones dañinas. Señala también que las gafas pueden ser piezas de cristal u otros materiales oftálmicos y deben ser sólidas y transparentes.

Los lentes de seguridad son sometidos a diversas pruebas de alto impacto, golpes a grandes velocidades y durabilidad para asegurar su nivel de protección. Entre los materiales usados para su fabricación destacan el policarbonato y el cristal de alta resistencia. Es importante que las empresas consideren la NOM-017-STPS-2008 para determinar si deben o no implementarlas.

Tipos de lentes de protección

Hay una gran variedad de marcas y modelos, sin embargo, pueden clasificarse en los siguientes tres tipos:

Lentes tipo máscara

Se distinguen por el elástico integrado para ajustarlos en la cabeza, lo que brinda alta protección y comodidad. A diferencia de otros tipos, tiene alta impermeabilidad, por lo que evita filtraciones en condiciones medioambientales específicas. Son también una buena opción para utilizar sobre lentes de prescripción.

Lentes de patillas

Son los más utilizados en la industria y se distinguen por su gran parecido con las gafas convencionales, sin embargo, son más gruesos y resistentes a altos impactos. Pueden usarse sobre lentes de medida y proporcionan alta seguridad en las partes laterales de la cara. Tienen un diseño cómodo, sin embargo, no son protectores impermeables.

Lentes de pantalla facial

Se trata del tipo que más protección proporciona, ya que mantiene a salvo no solo los ojos, también cierta parte del rostro y el cuello.  Posee un diseño único, que permite su uso como complemento para cascos de seguridad, además, puede fijarse con la protección frontal o sin ella. No garantizan impermeabilidad en condiciones ambientales específicas, sin embargo, integran filtros especiales que anulan los daños potenciales de los rayos ultravioleta.

¿Qué tipo de lente elegir?

Las distintas características de los tipos mencionados no permiten que se utilicen en todas las aplicaciones. Para elegir los lentes de seguridad transparentes más convenientes, es importante que conozcan los distintos riesgos potenciales en sus instalaciones y operaciones. Los peligros más comunes son cuatro: mecánicos, químicos, eléctricos y térmicos. Consideren las siguientes recomendaciones para garantizar la seguridad de su personal y evitar compras incorrectas.

Riesgos térmicos

Se refiere a los peligros ante el contacto de sólidos y líquidos calientes o radiaciones emitidas por objetos. La exposición a ellos puede dañar seriamente la visión. Para evitar los riesgos mecánicos se recomienda el uso de lentes tipo pantalla facial, que son aptos para operaciones bajo altas temperaturas emitidas por hornos industriales o que implican proyecciones de metales en fusión.

Riesgos mecánicos

Se trata de peligros que pueden ocurrir mientras se realizan trabajos manuales o que requieren contacto constante con herramientas. Pueden evitarse si se utilizan lentes de patillas, que se recomienda para operaciones de torno. Los lentes tipo pantalla facial también previenen daños mecánicos y son aptos para labores de soldadura o sierra.

Riesgos químicos

Comprende aquellas dificultades que pueden suceder mientras los trabajadores se exponen a sustancias químicas entre otras soluciones. Son comunes en laboratorios, donde ocurren humos, vapores o salpicaduras. Para evitarlos se recomienda el uso de lentes tipo máscara, que son convenientes para labores de mezclas emisoras de gases tóxicos.

Riesgos eléctricos

Comprende aquellas situaciones donde está involucrado el uso de electricidad y que pueden causar lesiones en la retina, quemaduras corneales y conjuntivitis. Para evitarlos se recomienda el uso de lentes tipo pantalla facial, que son aptos para operar ante relámpagos, choques eléctricos, entre otros.

Es importante que se acerquen a un proveedor con amplia experiencia y diversos modelos de lentes de seguridad. En SPUL Industrial encontrarán el respaldo de expertos con amplia experiencia. Manejamos la marca Dermacare, que destaca por sus excelentes diseños y la alta resistencia de sus productos. Para más información sobre este producto u otro como los guantes de látex precio marquen al (449) 688 1757 o envíen un mensaje al WhatsApp +52 (499) 203 2641 o al correo electrónico pagos@spulindustrial.com.mx.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat