Protección respiratoria

Importancia de la protección respiratoria en trabajos de pintura

Si bien la tecnología de pintura avanzó considerablemente para mantener la seguridad del proceso y el personal, es indispensable que este último use equipos de protección. Entre los que no deben faltar destaca la protección respiratoria. Se trata de un componente básico durante la aplicación de la pintura; aunque no es usada con la frecuencia recomendada o, simplemente, lo pasan por alto.

Problemas derivados de no usar protección respiratoria adecuada

Las pinturas usadas a nivel industrial están fabricadas con pigmentos, disolventes, ligantes, entre otros aditivos, como secantes, endurecedores, elastificantes, entre otros. Además, pueden ser de origen mineral y orgánico. La constante exposición a estas sustancias puede provocar problemas de salud que, en gran medida, derivan de la inhalación de los vapores desprendidos durante la aplicación, aunque también ocurren por ingesta accidental y absorción de la piel.

En general, causan irritaciones, pero otras pueden provocar daños serios y de naturaleza crónica, como alergias e incluso varios tipos de cáncer. Otras afecciones comunes son somnolencia, malestar, dolor de cabeza, vértigo y vómitos, asma bronquial, entre otras alteraciones respiratorias. Para evitar estos problemas, es indispensable usar equipo de seguridad personal EPP y aplicar medidas generales de protección, como:

  • Disponer de una sala de mezclas.
  • Limpiar las pistolas para evitar niebla en exceso entre otros problemas de pulverización.
  • Óptima ventilación.

Comúnmente, en talleres con cabinas de pintura se usan sistemas de extracción fijas y otras opciones. Por otra parte, evitar la exposición en trabajos, como obras o con cambiantes condiciones operativas, resulta más complicado, lo que vuelve indispensable la protección.

Son muchas las insistencias del sector y las autoridades para que el personal use mascarillas adecuadas; sin embargo, no se toman con seriedad las recomendaciones e, incluso, se usan métodos inapropiados y poco convencionales, como usar mascarillas antipolvo P1 o envolver las fosas nasales con un trapo. Deben ser serios y adquirir equipos de marca y calidad. Recomendamos la  protección respiratoria, ya sea autofiltrantes desechables o con filtros de repuesto, debido al alto grado de flexibilidad y seguridad que proporcionan.

¿Qué opciones hay?

Es importante usar filtros combinados y adecuados que funcionen con las partículas húmedas y las emisiones volátiles que resultan de la niebla. Recomendamos los siguientes:

  • Filtro A1P2. Es una buena opción para sustancias que se diluyen en agua y dispersiones plásticas.
  • Filtro A2P2. Se recomienda para resinas con disolventes o alquídicas.

Ahora bien, en estos tipos, los números indican el rendimiento y las letras del tipo de filtro. A medida que sea mayor el número, también lo será el rendimiento. La elección debe hacerse según los niveles de concentración de contaminantes y la zona de aplicación. Si se utilizarán recubrimientos híbridos o multicomponentes, la elección dependerá del disolvente usado o tendrán que revisarse las instrucciones del fabricante. En caso de faltar la información, respáldense en un experto.

Sepan que, inclusive en sistemas de mínima pulverización, no podrá evitarse el contacto, ya sea directo o indirecto, con la niebla derivada de las pulverizaciones de pintura, por tal motivo, la protección respiratoria es también crucial en estos casos. Ahora bien, hay algunas personas que recomiendan mascarillas autofiltrantes para vapores y partículas orgánicas. Aquí lo recomendable sería un filtro FFA1P2D.

Estas mascarillas suelen identificarse con colores. Entre los que suelen elegirse destacan los de color marrón y gris. Se enfocan en aislar vapores de disolventes, vapores inorgánicos, gases y partículas compuestas por materias inertes. Un ejemplo de estas es la protección autofiltrante 3M, serie 4000. Sepan que la marca 3M es la marca referente en este tipo de productos, por lo que recomendamos ampliamente adquirir un ejemplar.

Partes del cuerpo que deben proteger

Al aplicar la pintura, es importante que mantengan bien protegidas las siguientes partes del cuerpo:

  • Este órgano debe protegerse tanto como sea posible. Lo ideal es usar uniformes que cubran por completo el cuerpo. Recomendamos también no fumar ni comer en la cabina.
  • Para protegerlas, pueden usar guantes de nitrilo de calidad, ya sea reusables o desechables.
  • Pies: Deben protegerse con zapatos adecuados. No hay problema si usan el calzado que utilizan habitualmente, no obstante, no es recomendable, ya que en algún momento terminarán manchados, especialmente si usan pintura líquida y no en polvo. Se recomiendan zapatos de casquillo para proteger los pies en caso de accidentes con el equipo o utilizan fundas para el calzado.
  • La irritación ocular es uno de los problemas comunes al aplicar pintura con pistola, debido a la pulverización generada, que es difícil controlar. Para evitar el problema utilicen lentes de seguridad transparentes, que pueden ser graduados para garantizar aplicaciones precisas.

Si necesitan filtros 3M de calidad para proteger el sistema respiratorio del personal, contacten a los expertos del personal. Tenemos también equipo para proteger sus pies, ojos y manos. Pidan una cotización a través de la línea (449) 203 2641 o visítennos en Av. Mahatma Gandhi 313, local 2, Agricultura, 20234 Aguascalientes, Ags.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat